.

Chiste del cantinero

Pues resulta que llega un tipo de esos que daba miedo a una cantina y despues de azotar la puerta, golpea con fuerza la barra y le exige al cantinero:

-!Cantinero! !Cantinero! !Sirvame un Oso Polar!

El Cantinero medio asustado le pregunta:

- Mire, este, ?Y como es eso del Oso Polar?

-Pues mezcle un poco de esta bottella, echele un tanto de aquella bebida*, otro tanto de esa, esa otra y de la que esta alla tambien, ahora agreguele un poco de todos esos licores que estan alla ... y revuelvalo bientodo.

-!Apurese!

Pues le preparan su bebida tal y como lo ordena el tipo y en cuanto se la ofrecen arrebata el vaso y se lo toma todo de un solo trago. En eso el cantinero ve que que el tipo empieza a temblar bruscamente y con voz temblorosa pero con gran fuerza grita:

-!OOOOOOSSSOOO POOOLARRR!

El cantinero se queda azorado completamente y ni bien se recobra el tipo del corto efecto de su bebida ordena que se le sirva otro Oso Polar imediatamente.

El cantinero no tiene mas que obedecer y al instante le ofrece el segundo trago de Oso Polar. Igual que el primero, el tipo se toma todo de un solo trago y ante el asombro del cantinero, empiezan nuevamente los violentos espasmos mientras que grita (como sobreponiendose ante el efecto
de la bebida) con voz sonora y muy ronca:

-!OOOOOOSSSSOOOO POOOOLAAAAAARRRR!

El cantinero que no daba credito a sus ojos decide preguntarle al tipo que es lo que le sucede con la bebida esa:

-Pues mire, esta bebida provoca una sensacion sexual, no se imagina, es una maravilla. Bueno pues nos vemos luego que yo ya me marcho.

Bueno, pues ni bien acabo de marcharse el tipo, el cantinero decide probar el dichoso Oso Polar. Para esto se prepara su bebida justo como lo habia indicado el otro y se la empina toda de un jalon. En eso el cantinero empieza a temblar muy violentamente y entre las bruscas sacudidas grita con gran colera:

- !Piiiinche Maricooooooon!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada